El Consumo en nuestra Ciudad

A la hora de aspirar a tener un PC mejor, no todo pasa por la adquisición de uno nuevo con características deslumbrantes y un costo lo más ajustado posible. Si bien la idea eche cara atrás a ciertos, es posible contar con un equipo renovado atreviéndose sencillamente a abrir sus tripas y mudar ciertos de sus componentes.

De qué manera lograr que tu viejo ordenador vaya tan rápido como un cohete

Un flamante portátil nuevo puede convertirse en un trasto inútil en menos tiempo del que nos gustaría. Reunimos ciertos consejos para exender la vida de nuestro mejor amigo
Esta alternativa, sin embargo, tiene sus riesgos: alguno de esos elementos que habitan en el interior de un ordenador pueden dejar un buen agujero en nuestra cartera y, por si fuera poco, no son pocos los usuarios que no tienen los conocimientos precisos para desenvolverse con soltura entre cables y placas.
No obstante, existen múltiples formas de prosperar un equipo sin llegar a gastarse mucho dinero ni contar con la titulación en Informática. Solo necesitas aprender un mínimo de bricolaje y echarle unas cuantas horas:
Más velocidad: Un pequeño empujón a la memoria RAM puede cambiarlo todo. No en balde, de este componente depende cuántos programas se pueden emplear al unísono o con qué facilidad se abrirán ficheros grandes. Afortunadamente, instalar RAM auxiliar no es excesivamente complejo: solo hay que abrir el ordenador, identificar la placa base y revisar si hay una ranura para incorporar más módulos.
Por si acaso esta comprobación visual es demasiado compleja para el usuario que desmonta por primera vez su ordenador, hay herramientas disponibles para saber lo preciso. Basta ejecutar programas como CPU-Z para saber cuánta memoria RAM hay ya instalada y si hay o bien no espacio disponible para añadir más. Una vez comprobado, toca abrir la carcasa y ponerse manos a la obra para poner la nueva RAM en su lugar.

Caso de que el computador sea un portátil, las cosas no son tan sencillas. Cada modelo es un planeta y, ya antes de abrir nada, lo ideal es comprobar cómo están preparadas las tripas de nuestro equipo. Cuando se sepa, lo más probable es que un destornillador y algún elemento de plástico que haga las veces de palanca sean más que suficientes para abrir la máquina, localizar la placa principal e instalar la RAM.
Afortunadamente, no hay que merodear por ese vasto planeta que es internet en busca de respuestas: en páginas como Ifixit.com se pueden encontrar las instrucciones de la mayor parte de modelos de las principales marcas y, así, minimizar las posibilidades de darse de bruces con inconvenientes al destripar el portátil.
Más memoria: El almacenamiento libre en tu computador influye en demasiadas cosas como para dejar que se transforme en algo anticuado y también insuficiente: cuando quede poco espacio, no solo no vas a poder descargar nada de internet ni instalar nuevos programas, sino que además de esto notarás como la mayor parte de procesos se ralentizan y usar el equipo se convertirá en un auténtico suplicio.

Sin embargo, actualizar la memoria disponible es realmente fácil. De hecho, y merced a la existencia de discos duros externos, solo necesitas tener a mano el puerto USB. Desde ahí, el usuario ya va a poder mover ficheros y dejar algo de espacio libre en el ordenador. No obstante, no podrá llevarse nada del sistema operativo: para esto va a haber que atreverse a abrir el ordenador y proceder como en el caso de la memoria RAM, reemplazando un disco duro por otro.
En el caso de optar por esta alternativa, nada mejor que apostar por una memoria SSD, en tanto que es posible hacerse con ellas por algo menos de 50 euros y transformar el computador en un cohete, tanto en el momento de usarlo como sencillamente al encenderlo. Si tu ordenador es un portátil, más de lo mismo: un buen plano de tu modelo (con guía incluida, a ser posible), valor y al toro.
Periféricos
En el momento de actualizar un PC, no todo está en las tripas. De hecho, aunque para cambiar otras piezas como la placa principal o bien read more el ventilador (algo posible pagando menos de 15 euros o bien haciendo un desembolso de más de 100, en función de lo que precises) el proceso es similar al del resto de componentes, un cambio de teclado, ratón o bien pantalla es mucho más fácil, a priori, y también puede contribuir a renovar nuestro equipo de siempre.
En ambos casos hay que proponerse para qué se precisa ese nuevo accesorio. Ya sea una nueva (o bien una segunda) pantalla o un nuevo teclado, es posible que se desee para tener una mejor experiencia disfrutando de juegos o, sencillamente, quizás sea para trabajar en un computador actualizado cuyos componentes funcionen a la perfección.

Seguidamente, habría que fijarse en el precio, instante en el que se abre un mundo de posibilidades: en el caso de los monitores, sin ir más allá, es posible tener uno para trabajar por menos de 90 euros y, no obstante, los diseñadores gráficos o los ‘gamers’ deberán rascarse más el bolsillo y apostar por pantallas de entre 500 y mil euros para actualizar su equipo de una forma aceptable.
Si vas a mudar el monitor, asegurate de que tu ordenador cuente con un puerto HDMI
En cualquier caso, esta renovación sí que es coser y cantar. Como un disco duro externo solo requiere de un puerto USB, instalar un monitor nuevo o bien un teclado no va alén de conectar el accesorio con el equipo por medio de su cable. Eso sí, en el caso de los monitores, resulta conveniente revisar que el puerto HDMI que a buen seguro necesitará la pantalla está libre en el computador.
Sumando todos estos cambios es posible: transformar tu PC en un equipo mejor por medio del bricolaje no es una misión reservada para ricachones o herederos de MacGyver. Tú, con un presupuesto ajustado y una buena guía a mano, también puedes hacerlo.







 

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “El Consumo en nuestra Ciudad”

Leave a Reply

Gravatar